Qué dice la normativa sobre el calzado de seguridad?

Qué dice la normativa sobre el calzado de seguridad?

En determinadas actividades laborales que puedan entrañar riesgos para tu integridad física se convierte obligatoria la utilización de calzado de seguridad, que es un tipo especial de calzado de uso profesional que suele formar parte de un equipo de protección personal.

Está destinado principalmente a resguardar a los trabajadores de distintos peligros como golpes en los dedos de los pies, descargas eléctricas, caídas, contaminación con diversos agentes químicos, etcétera.

Probablemente, a la hora de comprar calzado de seguridad, en más de una ocasión te hayan surgido dudas acerca de cuál es el más adecuado para cubrir tus necesidades. Para poder disiparlas es necesario saber qué dicen las normas de seguridad al respecto.

Es cierto que esta clase de calzado se regula por las disposiciones normativas de cada país. No obstante, existe una norma armonizada que se aplica al calzado de seguridad en toda Europa que es la EN ISO 20345, que es a la que vamos a ceñirnos en todo momento en este artículo.

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar calzado de seguridad?

Cuando vayas a escoger tus zapatos especiales de protección es importante que tengas en cuenta que sean cómodos y ligeros. Asimismo, debes saber interpretar los símbolos que se incluyen en la lengüeta. En el mercado vas a poder encontrar una amplísima variedad de modelos de calzado de uso profesional, sin embargo, en función del nivel de protección que brindan podemos clasificarlos en dos grandes grupos:

- Calzado de trabajo. Cumple con las normas de protección hidrófuga y antideslizamiento, si bien no lleva puntera ni plantilla de protección contra impactos. Es el tipo de zapato que se suele usar en profesiones como las de médico, enfermero o camarero.

- Calzado de seguridad. Regulado por la norma EN ISO 20345 de la que ya te hemos hablado, debe disponer de puntera de protección contra impactos de al menos 200 julios (J), y de resistencia a la compresión o aplastamiento de un mínimo de 15 kilonewtons (kN). Este tipo de calzado ha de incorporar los elementos necesarios para que, cuando los uses, estés protegido contra cualquier tipo de lesión.

¿Qué significan los códigos de designación que vienen en el etiquetado?

Dentro de esta segunda gran clasificación se agrupan un sinfín de tipos de zapatos, por eso la mencionada norma europea establece una distinción mediante una serie de códigos de designación. Todos ellos comienzan por una S, que quiere decir que se trata, efectivamente, de un calzado de seguridad, seguida de otra letra y un número. Para que aprendas a descifrarlos cuando vayas a tu zapatería, sería interesante que prestaras especial atención a la siguiente tabla:

- SB: cumple los requisitos básicos de protección de los dedos y resistencia.

- S1: además de cumplir dichos requisitos básicos, es antiestático (A), tiene la parte trasera cerrada, es resistente a los hidrocarburos (FO) y absorbe la energía en la zona del talón (E).

- S2: además de ofrecer las prestaciones que engloba el código S1, brinda una gran resistencia a la penetración y absorción del agua en el corte del calzado o zona superior.

- S3: a todas las prestaciones del S2 se suma que la suela tiene resaltes que la protegen ante posibles perforaciones.

Para botas de agua:

- S4: cumple los requisitos de la categoría S3 y además es resistente a los hidrocarburos, lleva la parte trasera cerrada, tiene propiedades antiestáticas y absorbe la energía en la zona del talón.

- S5: a los requisitos del código S4 se suma que la suela tiene resaltes que la hacen resistente a la perforación.

No obstante, puede pasar que cuando vayas a adquirir el par que necesitas para tu trabajo te encuentres que en el etiquetado aparezcan otros códigos distintos, que indican que el producto incorpora prestaciones adicionales. Dichos códigos a los que nos referimos son los siguientes:

- P: resistencia a la perforación de 1.100 newtons (N).

- C: resistencia eléctrica de 0 a 100 kiloohmios (kΩ) para disipar cargas electrostáticas.

- A: resistencia eléctrica de 100 a 1.000 kiloohmios (kΩ) para disipar cargas electrostáticas.

- HI: aislamiento de la suela contra el calor hasta 150º.

- CI: aislamiento de la suela contra el frío hasta -17º.

- E: el talón absorbe un mínimo de 20 julios (J) de energía .

- WR: resistencia al agua.

- WRU: resistencia a la penetración y absorción del agua.

M: protección adicional del metatarso.

- AN: protección del tobillo.

- CR: resistencia al corte.

- HR0: resistencia al calor por contacto hasta 300 ºC.

- FO: resistencia al contacto por hidrocarburos.

Además, todo calzado dedicado a uso profesional debe cumplir al menos uno de los siguientes tres requisitos de resistencia al deslizamiento:

- SRA: sobre suelo de baldosa cerámica con lauril sulfato sódico.

- SRB: sobre suelo de acero con glicerina.

- SRC: sobre ambas superficies anteriormente descritas que engloban las categorías SRA y SRB.

Con todos estos conceptos claros y bien definidos, no tendrás problema alguno a la hora de hacerte con el calzado de seguridad que mejor se adapte a tus necesidades específicas. Conociendo la norma EN ISO 20345 y sabiendo interpretar los códigos que encontrarás en el etiquetado, todo será muy sencillo para ti.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Categorías

  • ENVÍO GRATUITO

    Todos los pedidos se enviaran a PORTES PAGADOS a España Peninsular y Baleares siempre que el importe total de la compra alcance los 200€.

  • FORMAS DE PAGO

  • OFERTA DEL MES

    Taladro Atorn. 18V Litio-ion DF457DWE

    158,30€

    198€

    COMPRAR AHORA

Folow Us